Blog padres

Consejos para prevenir los resfriados en los niños

Domingo, 29 Septiembre 2019
Es muy probable que te guste pasar tiempo de calidad con tus hijos al aire libre, sea cual sea la época del año. Sin embargo, en otoño o el invierno es más probable que también lleguen los molestos resfriados que molestan a tus pequeños.
Es muy probable que te guste pasar tiempo de calidad con tus hijos al aire libre, sea cual sea la época del año. Sin embargo, en otoño o el invierno es más probable que también lleguen los molestos resfriados que molestan a tus pequeños. Vamos a darte algunos consejos para prevenirlos y para disfrutar en familia del ocio educativo al aire libre.

Consejos para disfrutar del aire libre en familia sin resfriados

Una correcta alimentación


Si tus hijos se alimentan correctamente, es más difícil que contraigan virus. En el caso de los resfriados ya sabes que juega un importante papel la vitamina C, así que incluye alimentos que la tengan en su menú diario. Algunos de ellos son las naranjas, el kiwi, el limón y los cítricos en general.

Igualmente, hay que mantener una correcta hidratación. Aunque no solemos tener tanta sed en invierno como en verano, presta atención porque tus hijos beban la cantidad de agua recomendada, ya que esto reduce las posibilidades de sufrir resfriados.

Ropa de abrigo

Ten especial cuidado con los pies, ya que es fácil perder calor por esta parte del cuerpo. Por ello, antes de salir al aire libre con tus pequeños asegúrate que llevan buenos calcetines y un calzado adecuado. Asimismo, los cambios bruscos de temperatura son una de las causas de los resfriados, y éstos se acentúan cuando salimos a la calle después de estar en casa con la calefacción. De ahí deberás comprobar que tus hijos se ponen el abrigo antes de salir.

Ten cuidado también cuando hagan deporte en el exterior. Quizás se quiten ropa por el calor, pero deben volver a ponérsela al terminar, ya que este sudor se enfriará al cesar la actividad física. De hecho, casos así son muchas veces los que provocan resfriados.

Una buena higiene

Muchas veces el secreto para evitar virus está en extremar la higiene. Especialmente en invierno, que es cuando aumenta la incidencia de resfriados, conciencia a tus hijos para que se laven las manos a menudo. En caso de que ya haya alguien enfermo en casa, procura aumentar esta precaución.

Otro de los factores de riesgo es la suciedad de los juguetes. Ten en cuenta que tus niños los tienen siempre en las manos y, si además son pequeños, seguramente se les meten en la boca. Para evitar contagios por esta vía, lavarlos periódicamente. Aumenta la frecuencia si ya han sido enfriados y han estado jugando con estos juguetes, y es que esto aumentaría el riesgo de recaer o que se encomienden el virus a sus hermanos si tienen.

Los buenos hábitos

Hay algunas medidas preventivas que son muy sencillas, y sólo tenemos que incorporarlas en nuestro día a día. Una de ellas es tapar la boca al estornudar. Procura inculcar este hábito a tus hijos, pero no olvides practicar tú mismo. Ya sabes que muchas veces los niños aprenden por imitación.

Por otra parte, los virus se concentran en los espacios cerrados. Por eso es tan necesario ventilar la casa todos los días, y es que es una manera de limpiar el aire que se respira. Unos minutos serán suficientes, así que no te preocupes por el frío. Para potenciar el efecto de esta medida, tira las sábanas hacia atrás para que también se aireen las camas.

No pongas la calefacción demasiado alta

A veces es tentador subir la calefacción en invierno, sobre todo en los días más fríos. Sin embargo, piensa que el cambio de temperatura en salir será mucho más brusco si en casa puedes incluso estar en manga corta. Además, la calefacción reseca el ambiente, provocando a veces efectos no deseados.

Usa la calefacción si la necesitas, pero mantén una temperatura lógica para la época del año. Si es invierno es normal que tenga que llevar jersey; la calefacción sirve simplemente porque no pases frío incluso llevando la ropa que toca.

Mantén el ambiente ligeramente húmedo

El uso de la calefacción, como hemos dicho, hace que el aire esté más seco, y la verdad es que esto puede producir congestión nasal porque las vías de la nariz y la garganta se inflaman y se irritan. Por eso te recomendamos que uses un humidificador para mejorar el ambiente cuando lo necesites. Ya verás como notas un alivio en los síntomas de tus hijos, que podrán respirar mucho mejor.

Naturaleza más allá de las colonias de verano

Muchas personas tienen la falsa creencia de que pasar tiempo al aire libre en invierno aumenta el riesgo de sufrir resfriados. Puede ser así si tú y tus niños no os abrigaos correctamente o salga a la calle después de haber estado en casa con una temperatura demasiado alta. Sin embargo, no debería haber problema si sigues las recomendaciones anteriores.

De hecho, los virus están mucho menos concentrados al aire libre que en los espacios cerrados, por lo que el riesgo de contagio sería, de hecho, menor. A esto hay que añadirle que la actividad física favorece la salud de tus hijos, que de esta manera estarán más fuertes y tendrán más defensas. En definitiva, el invierno no debe ser una época de quedarse en casa. Hay casas de colonias que te esperan para pasar un fin de semana en familia. Igualmente, los parques y plazas están durante todo el año y tus hijos pueden disfrutar más allá del verano.

Tanto una familia monoparental como una biparental pueden disfrutar de esta manera los atractivos del invierno. Las guerras de nieve, las cabalgatas de Reyes y el aire puro de la naturaleza son sólo algunas de las cosas a las que no tienes por qué renunciar por miedo de que tus hijos se resfrien. Ya ves que sólo tienes que aplicar unas medidas básicas para reducir notablemente los riesgos de contraer virus. Porqué permanecer cerrados ni dejar de vivir lo que las casas de colonias y la naturaleza en general ponen a su disposición. No os arrepentiréis.
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.