Blog padres

Cómo evitar que rocen los zapatos nuevos

Sábado, 31 Agosto 2019
Es frecuente que los zapatos nuevos que tanto nos gustan tengan también sus inconvenientes, lo habitual es que vengan acompañados de rasguños, ampollas, estiradas, pies hinchados ... ¿Quieres saber cómo evitar los roces de unos zapatos nuevos?
Seguro que has escuchado la frase: "Me siento como un niño con zapatos nuevos". La expresión lo dice todo no? La sensación de estrenar zapatos nuevos es tan incomparable que ha dado lugar a esta popular dicho. Pero es frecuente que los zapatos nuevos tengan también sus inconvenientes, tanto para ti como para todos los miembros de tu familia, y especialmente para los más pequeños de la casa; lo habitual es que vengan acompañados de rasguños, ampollas, estiradas, pies hinchados... ¿Quieres saber cómo evitar los roces de unos zapatos nuevos?

Cómo evitar que rocen los zapatos nuevos

Si quieres que tu hijo / a se sienta como un niño con zapatos nuevos de verdad, y que pueda disfrutar sólo de la parte buena de los zapatos, lee estos consejos que te hemos preparado a continuación.

1. El congelador
Este truco es de los clásicos que se pueden hacer en casa sin comprar nada de nada, sólo necesitas seguir estos pasos:
  • Rellena dos bolsas de agua y cierra-bien
  • Ponlas dentro de los zapatos
  • Pon los zapatos dentro del congelador
  • Sácale las del congelador, saca las bolsas y póntelos para darles forma


Con este sencillo truco del congelador, que está basado en que el agua tiene la característica de expandirse al congelarse , se consigue el mismo efecto que si los hubieras llevado puestos unos días, se ensancharán suficiente y se harán a la forma del pie.

2. Crema hidratante

La crema hidratante es especialmente efectiva para zapatos de piel. Sólo tienes que aplicar un poco de crema antes de ponerte la foto, en las zonas en las que crees que pueden frotar, y donde estén en contacto con zonas desnudas del pie como las tiras de las sandalias o el talón.

Conseguirás que la piel de los zapatos se vaya ablandando y que no roce en los lugares más delicados del pie.

3. Plantillas de hielo

A veces las plantillas que vienen en los zapatos pueden ser un poco duras, y la mejor manera de evitar el tan desagradable dolor de pies es comprar unas plantillas de hielo en cualquier centro comercial o farmacia.

Puedes encontrarlas para diferentes zonas de la planta del pie, o para la planta completa, así como algunas que son adhesivas y se pegan a la plantilla original, o que se sujetan por sí mismas.

4. Forma del zapatero

Si unos zapatos aprietan y no quieres recurrir al truco del congelador, puedes llevar los zapatos a cualquier taller de reparación de calzado para que te pongan en la forma.

La forma es un ensanchador de zapatos, que evita que haya que amoldarse con el propio pie para evitar dolores y rozaduras.

5. La talla correcta

Elegir la talla correcta es la mejor manera de evitar heridas y dolores en los pies, es importante que el zapato quede sujeto pero no apriete demasiado.

Un buen truco es comprar los zapatos por la tarde , ya que después de todo el día los pies suelen estar más hinchados que por la mañana, y así evitas comprar unos zapatos que mañana sea un suplicio ponerse.


¿Qué remedios utilice en tu familia para evitar que le hagan daño unos zapatos nuevos?
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.