Blog padres

Calzado a evitar en actividades acuáticas

Miércoles, 28 Agosto 2019
A la hora de realizar actividades acuáticas y deportes náuticos, es importante no olvidar que los pies también deben tener una buena protección para evitar posibles golpes, contusiones o cortes.
A la hora de realizar actividades acuáticas y deportes náuticos, es importante no olvidar que los pies también deben tener una buena protección para evitar posibles golpes, contusiones o cortes. Elegir un mal calzado para estos casos, hará que estés incómodo, que no practiques la actividad de forma cómoda, y puede llevarte más de un susto, especialmente si hablamos de niños.

¿Qué calzado se debe evitar para practicar actividades acuáticas?

Es frecuente que los pies sean los grandes olvidados de cualquier deporte o actividad, ya veces por un simple desconocimiento puedes escoger un calzado inapropiado que genere lesiones en los pies, o que impida realizar determinadas actividades como nadar o caminar por el agua.

Hay algunos calzados que, aunque tradicionalmente se utilicen para practicar deportes acuáticos, no son la mejor opción para proteger tus pies y la de tus hijos o alumos, y hoy lo queremos compartir contigo.

Chanclas

Las chanclas son uno de los calzados más utilizados en verano, pero presentan algunos inconvenientes importantes, que hacen que sean absolutamente inadecuadas para casi cualquier actividad acuática.
  • No sujetan el pie
  • Salen con facilidad
  • No protegen contra los golpes
  • Es frecuente que produzcan rozaduras en la piel
  • Limitan los movimientos en tierra y agua
  • Puedes resbalar fácilmente
  • Puedes tropezar fácilmente
  • La utilización de las chanclas puede producir fatiga en los pies

Las chanclas están diseñadas para ir, por ejemplo, a la piscina y quitárselas antes de entrar al agua, o ducharse fuera de casa y evitar así pisar el suelo, pero no están recomendadas en absoluto para la realización de ningún tipo de actividad acuática.
En el caso de los niños, puede ser incluso desaconsejable que las utilicen para estar por casa debido al riesgo de tropezar.



Sandalias de río

Las populares sandalias de río son una opción mejor que las chanclas, ya que se mantienen sujetos al pie dentro del agua, y cuentan con una suela más dura que protege la planta del pie, pero presentan algunos inconvenientes a la hora de bañarse con ellas y realizar deportes acuáticos:
  • Tienen aperturas, así que no protegen el pie totalmente
  • Es frecuente que produzcan rozaduras en la piel
  • El pie puede resbalar en el interior cuando se mojan
  • Limita los movimientos dentro del agua

Las sandalias de río, en general, son poco adecuadas para las actividades acuáticas que vayan más allá de caminar por la playa o la piscina; además el uso continuado de este tipo de calzado puede provocar pequeñas lesiones al estar fabricadas, la mayoría, con plástico.

¿Cuál es tu calzado preferido para las actividades acuáticas?
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.