Blog profesores

¿Qué es la competencia emocional y cómo trabajarla en clase?

¿Qué es la competencia emocional y cómo trabajarla en clase?

Viernes, 12 Abril 2019
Las emociones son una parte indispensable de cualquier ser humano, tanto las emociones positivas como las emociones negativas cumplen una importante función en todos los momentos de la vida.
Las emociones son una parte indispensable de cualquier ser humano, tanto las emociones positivas como las emociones negativas cumplen una importante función en todos los momentos de la vida. Comprender y gestionar las emociones es indispensable para la competencia emocional, que forma parte del proceso de aprendizaje de todas las edades, y tiene un efecto directo en el desarrollo de los alumnos. ¿Quieres saber más sobre la importancia de la competencia emocional y cómo trabajar en clase con tus alumnos? No te pierdas este artículo que hemos preparado.



¿Qué es la competencia emocional?

La competencia emocional está muy ligada a la inteligencia emocional aunque no es exactamente lo mismo. La competencia emocional es la capacidad de un individuo de reconocer las emociones, y ser capaz también de gestionar, comunicar y expresar estas emociones. La inteligencia emocional por otra parte, no es sólo la capacidad de reconocer y gestionar las propias emociones, sino también de reconocer fácilmente en las otras personas, apreciarlas y reaccionar a ellas en el contexto apropiado. Es frecuente que cuando cualquier persona quiere mejorar sus habilidades comunicativas y sociales, se centre en la inteligencia emocional y comience a trabajar, pero a menudo olvidamos la competencia emocional y el reconocimiento y gestión de las emociones propias, resultando mucho más difícil mejorar las capacidades sociales. Un buen número de los problemas de socialización en todas las etapas de la vida, provienen de que muchas personas son incompetentes emocionalmente ya que se tiende a confundir la gestión de las emociones y la asertividad con reprimir las emociones, lo que indica una falta de la inteligencia emocional necesaria para reconocer, expresar y gestionar los fenómenos emocionales tanto propios como ajenos.


Competencia emocional

Citando a Daniel Goleman, uno de los psicólogos más reconocidos dentro del ámbito de la competencia e inteligencia emocional, la inteligencia emocional representa el 80% del éxito en la vida. La falta de competencia emocional se manifiesta a lo largo de toda la vida, y genera problemas no sólo en las relaciones con los demás sino también en los entornos escolares y profesionales, ya que repercute en todos los aspectos de la vida de una persona. Del mismo modo, una persona competente emocionalmente y con una elevada inteligencia emocional, no sólo tendrá un estado anímico mejor en ser capaz de gestionar sus emociones y una mayor capacidad de resolución de problemas, sino que además encontrará más facilidades en su vida profesional, personal y escolar ya que relacionarse con otras personas no supondrá un obstáculo en ningún caso y llegará a conocerse a sí mismo en profundidad.


¿Hay que trabajar las emociones en la escuela?

Si entendemos la educación y la escolarización desde un punto de vista que incluya no sólo conocimientos académicos, sino también valores vitales que lleven consigo la educación integral de los alumnos, la competencia emocional es de total importancia. Desde el comienzo de su escolarización, los niños y las niñas encuentran en todos los retos de la escuela una importante fuente no sólo de aprendizaje, sino también de práctica y socialización, y muchas de las experiencias vitales que se produzcan en el centro educativo marcan profundamente a los niños y adolescentes.

La inteligencia emocional representa el 80% del éxito en la vida
Daniel Goleman


Es evidente, pues, que el proceso de desarrollo emocional no sólo s'edebé y / o afecta a las horas no lectivas oa las capacidades no de aprendizaje, ya que puede llegar a determinar si un alumno se desarrolla con éxito tanto de forma académica , como profesionalmente en el futuro. Por ejemplo, una persona que no cuente con las habilidades sociales necesarias, tendrá muy difícil expresarse, hacer cualquier exposición en público, realizar una pregunta en el aula o trabajar en equipo con sus compañeros, por lo que ayudar al desarrollo de la competencia emocional aunque no sea una materia en sí misma, es de vital importancia también en la escuela.


¿Cómo empezar a trabajar la competencia emocional?

Como veíamos en los puntos anteriores, la base de la socialización y de la inteligencia emocional está en el propio individuo, en la capacidad de identificar y reconocer las emociones propias, gestionarlas y expresarlas adecuadamente y de forma asertiva, por eso es importante que este sea el punto de partida para trabajar la competencia emocional y la inteligencia emocional también en la escuela.


Trabajar las emociones en clase

Dependiendo de la edad, los aspectos a trabajar para desarrollar la competencia emocional son diferentes, pero es importante tener en cuenta que la educación que reciben los alumnos en términos emocionales desde niños no siempre es de la misma calidad ni se imparte de igual manera a todos los centros. Por ello es importante evaluar en qué punto se encuentran los alumnos independientemente del curso, ya que puede que no se le haya dado la importancia necesaria a la educación emocional en los primeros ciclos escolares y hay que trabajar a un nivel adecuado para la alumno o grupo ya que se trata de conocimientos acumulativos. Además, existen multitud de actividades complementarias que ayudan a desarrollar la capacidad emocional de los alumnos.


Cómo trabajar las emociones en clase

Infantil y Primaria


Al etapada de educación infantil y primaria es donde se fijan las bases de la competencia emocional, que se centran en el reconocimiento de las emociones concretas, los cambios físicos asociados a las emociones, la forma de expresarlas y las formas de actuar en consecuencia ante por ejemplo las emociones negativas. En este pequeño documental del colegio Sagrada Familia de Gavà sus maestros dejan muy claro las razones por las que la educación emocional es tan importante, y cómo afecta a etapas posteriores de la vida. Ver video .


Primaria y Secundaria

Cuando hablamos de niños un poco más grandes, y pre adolescentes y adolescentes, si la competencia emocional se ha trabajado bien en los ciclos anteriores, es el momento para empezar a ampliar estos conocimientos. Conocer las razones por las que las personas reaccionan a los sentimientos de una determinada manera desde una perspectiva emocional y biológica, seguir desarrollando el auto-control, fomentar la empatía, la asertividad, y la capacidad de pedir ayuda cuando sea necesario son temas de especial importancia una vez asentadas las bases. Un aspecto especialmente importante es el trabajo de la autoestima, ya que en las etapas de pre-adolescente y adolescentes coinciden con un momento vital especialmente crítico, en el que los cambios físicos, mentales y hormonales que se producen en los alumnos generan un alud de emociones que puede resultar caótico tanto para ellos como para su entorno escolar y familiar. Ayudar a los jóvenes en la gestión de sus emociones para que la adolescencia no se convierta en un periodo traumático es especialmente importante.


En resumen

La competencia emocional es la base para las capacidades sociales presentes y futuras de cualquier individuo, y afecta de manera decisiva en el desarrollo mental, personal, académico y profesional. La educación emocional que incluye el fomento de estas capacidades es cada vez más crítica para preparar a los alumnos y permitir que progresen, por eso hay incluirla dentro del trabajo de clase y tienen que trabajar tanto dentro como dentro del aula.
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.